Flores Editor y Distribuidor, S.A. de C.V.

Calle Cuauhtémoc No. 1405 Col. Del Gas

C.P. 02950, Azcapotzalco, México, D.F.

Tels.: (55) 5556-0590 / (55) 5556-7020 / (55) 5355-1108

BUSCAR LIBROS

BUSCAR LIBRO


RESULTADOS DE LA BUSQUEDA
PRINCIPIO DE EQUILIBRIO, UNA PRETENSIÓN EN EL PROCEDIMIENTO PENAL MEXICANO
  • Rubén Fonseca Noguéz
La igualdad del ser humano representa uno de los factores determinantes para la convivencia social; es por ello que en el presente trabajo se realizan argumentos al respecto con la nalidad de invitar a la reexión del lector respecto al tema; pero de singular trascendencia representa que ese análisis aceptado por los operadores del derecho quienes al realizar su labor hermenéutica de la ley ya sea del sistema penal tradicional o del nuevo sistema acusatorio oral y adversarial deben hacer aplicable a plenitud el principio de equilibrio procesal entre la víctima u ofendido y el imputado en el procedimiento penal, pues como se advierte del estudio efectuado, no sólo la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, sino también los Códigos Procesales en materia penal de las Entidades otorgan más garantías a los imputados que a la víctima u ofendido de un delito. Esta obra contiene diversas inquietudes que dan la posibilidad al lector interesado en abordar temas procesales en materia penal de llevar a cabo investigaciones de acuerdo a su objetivo profesional; y de lograrlo, se habrá cumplido con el objetivo
Detalles
NUEVO SISTEMA CONSTITUCIONAL DE DERECHO PENAL
  • Agustín Herrera Pérez
Amable lector, primordialmente agradezco la preferencia que ha tenido por las dos anteriores ediciones de la presente obra. En esta tercera edición podrá usted ver y apreciar la movilidad que tiene el Derecho, pues en los temas que se tratan ha habido reformas constitucionales importantes y trascendentales a nivel nacional e internacional, por lo cual se han incluido los decretos de reformas en materia de derechos humanos y de trata de personas, ya que transforman, no sólo la visión del Derecho Penal, sino la naturaleza jurídica del Sistema Constitucional Mexicano como se puede observar en los textos correspondientes.
Detalles
MANUAL PRÁCTICO PARA LA ENTREVISTA, INTERROGATORIO Y LA DECLARACIÓN EN EL PROCESO PENAL ACUSATORIO
  • Hesbert Benavente Chorres
A lo largo de las sesiones llevadas a cabo con Magistrados, Jueces, representantes del Ministerio Público, Defensores Públicos, así como, postulantes, en torno a temas relacionados con el proceso penal acusatorio y oral a lo largo del país, un punto que siempre se aborda es lo referido a la entrevista y el interrogatorio. Frente a ello, se ha decidido realizar el siguiente estudio, tomando como referencia la existencia de técnicas y estrategias a la hora de entrevistar a una persona, o bien interrogarla en la audiencia del juicio oral o cuando el imputado decide emitir una declaración sobre los hechos materia de proceso. Técnicas y estrategias que las hemos desarrollado, teniendo en cuenta el tipo de entrevistador y entrevistado, así como, de interrogador e interrogado. Por ejemplo, en el caso de las entrevistas, existe toda una dinámica cuando las mismas son realizadas por la Policía, el Ministerio Público o el Abogado Defensor, así como, cuando el entrevistado es el sospechoso, la víctima, el ofendido, un testigo o un perito —tema novísimo que abordamos en el presente estudio y que es de imperiosa necesidad de los profesionales en Derecho el aprender la importancia de entrevistar a peritos durante la etapa de investigación—. Igual exigencia nos trae el interrogatorio y sus modalidades de contra-interrogatorio, re-interrogatorio, recontra-interrogatorio y el interrogatorio que puede realizar, en forma excepcional, el Juez o Tribunal del Juicio Oral. Todas estas técnicas y estrategias han sido abordadas en el presente trabajo; siendo el caso que, hemos decido, por razones didácticas, el estudiarlas en función a las tres figuras antes citadas: entrevista, interrogatorio y declaración; sin que ello implique no aterrizarlas a los textos adjetivos que han adoptado el modelo acusatorio; por el contrario, confirmamos nuestras apreciaciones al confrontarlas con más de seis textos legales.
Detalles
PRÁCTICA CIVIL FORENSE (Manual para el Abogado ante el Juzgado Civil)
  • Francisco A. Lembo Rosales
La profesión del Abogado es la ardua lucha por obtener justicia. No en vano junto con la Medicina, el Derecho es una de las profesiones formales más antiguas del mundo. La salud, la libertad y los bienes, son en ese mismo orden, lo más importante que posee el ser humano, en su corto paso por la existencia física y la vida material. Desde hace siglos, la formación académica del Abogado, en las aulas de la Universidad, sustentada en la doctrina, sigue siendo indispensable y el pilar fundamental del aprendizaje de la ciencia del Derecho; sin embargo, al término de los estudios oficiales y al enfrentarse a la realidad diaria de los tribunales y la práctica judicial, la queja siempre es constante, los futuros e incipientes abogados expresan frases como: “no se aprende nada en la escuela”, “no sirve de nada estudiar la carrera”, “afuera todo es distinto”, ”nada tiene que ver lo que se aprende en el aula con la práctica”... entre muchas otras más, lo cual, es totalmente falso. el mismo joven principiante se percatará de esta apreciación errónea, un tiempo después del ejercicio regular de su carrera.
Detalles
JUEZ DE CONTROL Y CONTROL DE DERECHOS HUMANOS
  • José Daniel Hidalgo Murillo
Aunque parece de perogrullo, proteger los derechos humanos no exige creer en los derechos sino en la persona humana. Si ésta carece de razón, todo lo demás resulta sin razón, incluida la protección de sus propios derechos. No son las leyes, ni las instituciones, ni las organizaciones, ni los sistemas, ni los procedimientos, ni el recurso de amparo los que protegen o vulneran los derechos sino las personas. Sólo cuando estos se transgreden ingresan las instituciones, siendo una de ellas el Estado, a través de los jueces del Poder Judicial. Por eso, no es posible enfrentar al siglo XXI considerando que solo el Amparo es protector de garantías y, consecuentemente, de derechos humanos. Un Estado democrático procura que todas sus autoridades garanticen los derechos humanos. Se garantizan los derechos humanos cuando las instituciones del Estado —incluida la educación— funcionan. Los derechos son el producto del trabajo arduo de todos por construir, con ese trabajo, el desarrollo de las personas, los pueblos, y las comunidades, la paz social, el disfrute de las libertades públicas, la vida en sociedad, la cooperación en y desde la propia familia comunidad, la tranquilidad, la confianza en las instituciones públicas y privadas, la salud. En esta materia no hay más celo que su protección.
Detalles
ANTOLOGÍA MERCANTIL
  • Flores Editor y Distribuidor
Ver PDF
Detalles
EL ARRAIGO DOMICILIARIO DEL SISTEMA ACUSATORIO Y ORAL TEORÍA Y PRÁCTICA
  • José Luis Embris Vásquez
La institución del arraigo domiciliario en materia penal fue incorporada al Código Federal de Procedimientos Penales como parte de las reformas promulgadas en diciembre de 1983, siendo presidente de la República Mexicana el Lic. Miguel de la Mad rid Hurtad o, dentro de cuya exposición de motivos, concretamente en el epígrafe relativo a las providencias cautelares, se subraya la necesidad de que en la actividad investigadora, se defina la implementación de medidas cautelares de carácter personal y patrimonial tendientes a asegurar la debida marcha de la averiguación para lograr éxito en el ejercicio de la acción penal. La misma exposición de motivos, sostiene la apremiante adopción de estas medidas ante la posibilidad de que los responsables de un delito se sustraigan a la acción de la justicia, problemática ante la cual la autoridad investigadora carece de atribuciones suficientes para hacerle frente de manera adecuada y legal. Esta “innovación procesal” con gran prontitud fue blanco de reformas que fueron extendiendo los efectos de la medida de cautela restrictiva de la libertad a delitos graves. A lo largo de su existencia en el sistema jurídico mexicano, ha sido centro de ataque de la comunidad jurídica y de la sociedad en general, por ser una restricción de la libertad personal de un gobernado cuyos fines no convencen; erigiéndose sin duda, como un tópico álgido que ha originado gran polémica en el foro y en la praxis judicial e indagatoria, porque se advierte como una detención para investigar, actividades de indagación propias de un sistema despótico y totalitario; cuando la influencia nacional e internacional en pro de la salvaguarda de los derechos exigen precisamente lo contrario: investigar para detener.
Detalles
Flores Editor y Distribuidor S.A de C.V Todos los derechos reservados ©