Flores Editor y Distribuidor, S.A. de C.V.

Calle Cuauhtémoc No. 1405 Col. Del Gas

C.P. 02950, Alcaldía Azcapotzalco, CDMX

Tels.: (55) 5556-0590 / (55) 5556-7020 / (55) 5355-1108

NOVEDADES

RÉGIMEN JURÍDICO DE COMERCIO EXTERIOR
  • Iván Ramírez Chavero
El derecho es un conjunto de normas jurídicas inherentes a toda actividad del ser humano, y el comercio exterior no es la excepción. En un mundo globalizado y cada vez más competitivo, resulta indispensable conocer, respetar y hacer valer el marco legal que rige al comercio exterior para garantizar el éxito de los negocios. El presente estudio inicia con el origen histórico y marco conceptual del comercio internacional. Podemos afirmar que el sistema jurídico del comercio internacional actual tuvo origen al término de la Segunda Guerra Mundial, debido a que los países que sufrieron daños materiales por el conflicto necesitaron reactivar su economía mediante la adquisición de mercancías extranjeras, para generar ingresos con la exportación. Por ello, se necesitó establecer mecanismos que regularan el proceso de apertura comercial, por lo que, en 1947, surgió el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT, por sus siglas en inglés). El objetivo del GATT ha sido buscar que el comercio entre los países firmantes se lleve a cabo de una manera justa y leal. En ese tenor, en el presente libro hacemos un análisis detallado de dicho acuerdo comercial y de la institución encargada de su administración: la Organización Mundial del Comercio (OMC). A continuación, presentamos el marco constitucional y legal del comercio exterior en nuestro país, a partir del análisis de los artículos de nuestra Carta Magna que dan sustento legal a dicha actividad económica, así como de la examinación de los principales ordenamientos jurídicos en la materia: Ley de Comercio Exterior, Ley Aduanera, Ley Sobre la Celebración de Tratados, Ley Sobre la Aprobación de Tratados Internacionales en Materia Económica, Ley Federal sobre Metrología y Normalización, Ley de los Impuestos Generales de Importación y Exportación y Ley de Inversión Extranjera. Una vez establecido el marco legal del comercio exterior, precedemos al análisis de las medidas arancelarias, así como de regulación y restricción no arancelarias necesarias para la importación y exportación de las mercancías. Entendido dicho tema, resulta indispensable conocer la estructura, organización y funcionamiento de la aduana, ya que es el órgano de la administración pública, establecido por el Ejecutivo Federal y autorizado para controlar el comercio exterior con las limitaciones y prohibiciones que las leyes fijan a las mercancías, que percibe los impuestos que se generan y regula la economía nacional. Un tema de gran trascendencia es el de los medios de defensa legal en materia aduanera y de comercio exterior. Tanto el recurso de revocación como el juicio contencioso administrativo son objeto de estudio en dicho tratado. Otro tópico que abordamos es el de la contratación internacional, desde de su regulación legal en los ámbitos nacional e internacional hasta un modelo de contrato de compraventa internacional. Régimen jurídico de comercio exterior concluye con los medios de solución de controversias comerciales internacionales, tanto en el ámbito particular contra particular (arbitraje comercial internacional), como en el rubro de Estado contra Estado (medios de solución previstos en los tratados internacionales). Esperamos que esta humilde aportación contribuya al entendimiento y respeto del marco legal que rige el comercio exterior en nuestro país, actividad económica fundamental para el desarrollo y progreso de México.
Detalles
DERECHO PROCESAL PENAL MEXICANO
  • José Daniel Hidalgo Murillo (Coordinador)
Este libro se ha escrito gracias a la participación de un grupo de expertos en Derecho Penal y Derecho Procesal Penal. Hemos empezado muchos, pero al final quedamos pocos; es lógico, pues a veces el tiempo impide concretar un proyecto en el que participan tantas personas. Quienes hemos participado lo hemos hecho con la finalidad de que usted, a doce años de la reforma procesal penal, cuente con ideas claras de lo que debe aprenderse y de lo que ha de hacerse para conocer el proceso penal mexicano y para litigar, como abogado, en cualquiera de las áreas del Derecho Penal, tomando en cuenta el Derecho Comparado, la doctrina, la Constitución Mexicana y la legislación procesal penal. No se puede conocer el proceso penal sin conocer, al mismo tiempo, las leyes que en él intervienen, incluyendo tanto a las leyes federales como a las propias de cada una de las treinta y dos entidades federativas. En efecto, el Derecho Penal exige, con sus dos codificaciones (Penal y Procesal Penal), el conocimiento de: la Ley Nacional del Sistema Integral de Justicia Penal para Adolescentes, la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, la Ley Nacional de Ejecución Penal y la Ley Nacional de Mecanismos Alternativos de Solución de Controversias en Materia Penal. Asumimos un proceso de unificación al que pronto se reunirá el Derecho Penal. No pueden olvidarse, a la vez, las leyes relacionadas con la protección de datos, las que disponen sobre bienes de dominio y muchas otras que deben estudiarse con cada especialidad en Derecho Penal.
Detalles
EL CONTRAINTERROGATORIO A TRAVÉS DE CASOS PRÁCTICOS
  • Simitrio Ruiz Martínez
Como operador del sistema desde el año 2010 a la fecha, he quedado convencido de que el contrainterrogatorio es el arma más letal del sistema penal acusatorio, pues define la suerte del juicio. Un abogado que no sepa contrainterrogar, difícilmente podrá ejercer el principio de contradicción, que resulta ser la base principal de nuestro sistema penal. El contrainterrogatorio es una de las técnicas más complicadas de desarrollar en el litigio oral penal, pues, aparte de conocer la teoría, exige mucha práctica para su consumación. Los grandes autores en temas de contraexamen recomiendan, en el contrainterrogatorio, hacer preguntas sugestivas de un sólo hecho, de lo general a lo particular, cortas y secuenciales, etcétera, sin embargo, en realidad ninguno enseña cómo trabajar un contraexamen a testigos y peritos, pues sólo la práctica nos hará entender y comprender esta técnica de litigación. Los buenos contrainterrogatorios jamás se aprenden en los libros ni las técnicas en los manuales de litigación, el éxito de un buen contrainterrogatorio es inversamente proporcional a los tropiezos sufridos en el tribunal de enjuiciamiento. La experiencia nos ha enseñado que, para aprender a jugar futbol, debemos “patear” el balón, pues nadie aprende a jugar futbol sólo con leer revistas o ver noticias, ni siquiera viendo los mejores partidos; para jugar al futbol, hay que ir a las canchas y “tocar” el balón. Los buenos “toques” son producto del entrenamiento, lo mismo pasa con el contrainterrogatorio, los buenos “contras” son producto de la práctica en el tribunal. En el futbol como en el litigio, gana el que mete más goles, no el que juega bonito. La base teórica de este ejemplar se sustenta en las lecturas que destacados autores han escrito sobre el contraexamen, amén de los cursos que el autor tomó e impartió, sobre estos tópicos en particular. La base teórica bien puede escribirse en sólo dos páginas, pero llevarlas a la práctica es la empresa difícil. El presente libro, al que hemos denominado El contrainterrogatorio a través de casos prácticos, pretende contribuir al estudio del contrainterrogatorio, de una forma más práctica y simple. Es de carácter imperativo señalar que, para el éxito del contraexamen, el litigante deberá investigar los hechos de manera minuciosa, para allegarse de la información materia del contrainterrogatorio, pues un litigante que no investiga, por más que sepa y domine las técnicas de la contrainterrogación, le será difícil lograr su cometido, ya que la soberbia no es amiga del arte de contrainterrogar. Finalmente, este libro va dedicado sobre todo a los defensores públicos del fuero común, quienes como auténticos quijotes se lanzan a la arena jurídica, en una feroz y desigual batalla, sin más arma que su propia determinación y conocimiento, a ellos, con quienes el Estado sigue en deuda. El contrainterrogatorio es un arte, procura ser el artista.
Detalles
Flores Editor y Distribuidor S.A de C.V Todos los derechos reservados ©